Opositores sirios retoman una ciudad clave en Idlib

AP

Combatientes de oposición sirios con apoyo de Turquía recuperaron el jueves una importante población en el noroeste de Siria que habían tomado hace poco las fuerzas del gobierno, y cortaron la autopista que conecta la capital, Damasco, con la ciudad norteña de Alepo.

El gobierno reabrió hace días la carretera por primera vez desde 2012. La toma de Saraqeb es un revés para las fuerzas del presidente de Siria, Bashar Assad, que hicieron grandes avances en una campaña de varias semanas respaldada por Rusia sobre el último feudo rebelde, en la provincia de Idlib.

Las autoridades habían celebrado la reapertura de la carretera, conocida como M5, como una gran victoria en los nueve años de guerra.

La campaña militar del gobierno ha provocado una catástrofe humanitaria y la mayor oleada de desplazados desde el inicio del conflicto. Unos 950.000 civiles se han visto desplazados y más de 300 han muerto desde principios de diciembre en la ofensiva del gobierno, según estimaciones de la ONU. La mayoría han huido hacia el norte, a zonas más seguras cerca de la frontera turca, abarrotando campos ya llenos de refugiados en pleno invierno.

Combatientes de oposición tomaron la localidad tras un intenso bombardeo realizado por fuerzas turcas, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo opositor que monitorea la guerra. Turquía y Rusia apoyan a bandos opuestos en la brutal guerra civil rusa. Ankara apoya a grupos de oposición y Moscú es aliada de Assad.

Desde dentro de Saraqeb, el activista Taher al-Omar dijo que la oposición controlaba la ciudad. El activista compartió en internet un video en el que un miliciano afirmaba que las fuerzas del gobierno habían “huido como ratas”.

Amparadas por la potencia aérea rusa, las fuerzas de Assad han capturado decenas de pueblos en los últimos días, incluidos importantes bastiones rebeldes en la última zona importante bajo control opositor.

Naciones Unidas estima que 948.000 personas se han visto desplazadas por la operación, un éxodo de gente que huye de sus hogares hacia zonas más seguras cerca de la frontera con Turquía.

Medios estatales sirios reportaron intensos choques cerca de Saraqeb, indicando que los insurgentes habían utilizado coches bomba y que fuerzas turcas habían bombardeado la zona. Un pequeño grupo de insurgentes llegó a la autopista para una “maniobra propagandística”, añadieron los medios estatales, señalando que “tropas sirias se están ocupando de ellos”.

Turquía ha enviado miles de soldados a la provincia de Idlib en las últimas semanas. En los choques entre tropas sirias y turcas han muerto 18 militares turcos.

Leave a Reply